Entradas con la etiqueta ‘Tatuajes’

Brazaletes Egipcios bien tatuados

Jueves, 11 de diciembre de 2008

Los brazaletes de mis brazos fueron hechos por Tin-Tin en París, y los siguió Luc, que en ese tiempo trabajaba con él. Luc también me tatuó en el estómago una muy bella escena de adoración del dios del Sol, y otros tres tatuajes en mis brazos.
En mi mano izquierda se hallan las Fuentes de Horus, y en la derecha está la diosa Mout (la reina de la Feminidad), que está representada por un buitre, un animal que se suponía que daba su vida para proteger a sus crías, y el dios Amon Ra.
Por ese tiempo me hice monje benedictino, pero problemas de salud me obligaron a abandonar la comunidad monástica. En el año 2000 me aposenté en Tolón, en donde enfermé de cáncer. Tras una larga y dolorosa cura mejoré. Cuando perdí el cabello por la quimioterapia, hice que Serge, de Tolón, me tatuase el cráneo. Es un hombre simple, con una verdadera habilidad para su arte.
Empezamos tatuando, en la parte superior trasera de mi cráneo, una estela, la de Horus, que en antiguo egipcio jeroglífico quiere decir “curado”. Y a ambos lados de la estela llevo el ojo “oudjat”, que es un símbolo protector. La mitología nos dice que a Horus le arrancó ese ojo el dios maligno Seth, pero le fue repuesto por Thot. Aún hoy, el ojo oudjat es usado como amuleto de protección.

Tinta egipcia, relato de un aficionado

Jueves, 11 de diciembre de 2008

Descubrí el tatuaje y el piercing a principios de los años noventa, cuando aún era un tabú en mi Francia natal. Fue en un club nocturno de Londres, “Them”, que era un buen lugar para descubrir el arte corporal y aprender que el piercing no es mutilarse, y que el tatuaje puede ser todo un arte.
En lo que se refiere a mi pasión por Egipto, hay que retroceder a 1986, cuando leí la novela Sinuhé el Egipcio. En ella, uno descubre una hermosa historia de amor y la civilización egipcia de mediados del nuevo imperio de los faraones (de 1580 al 1085 a. J. C). La práctica de la medicina, las profesiones y la vida cotidiana del pueblo egipcio están muy bien descritas, y eso me llevó a leer más libros de historia. Los periodos que más me fascinan son el Viejo Imperio, con la construcción de las primeras pirámides. Pero también me interesa el Nuevo Imperio, hasta Ramsés III.
Me hice mi primer tatuaje en 1994, el que llevo en el pecho. Está sacado de un bajorrelieve de la tumba de Seti I, el padre de Ramsés II. La escena muestra a Seti con el dios Osiris (señor de la Eternidad) en verde, lo que representa el florecimiento de la Naturaleza, así como a uno de mis favoritos, el dios Horus, que tiene la cabeza de un halcón y lleva una doble corona. Tras Osiris está la diosa Hathor, la amada de Horus.

Diferentes técnicas de tatuaje en convenciones

Martes, 2 de diciembre de 2008

Un pérfido Freddy Krueger realizado en blanco y negro con algunos toques de coloren los puntos justos.
El primer sentimiento de un tatuador que se encuentra trabajando codo con codo con todos los demás es la emoción por la cercanía de colegas tan ilustres.
Es muy interesante para los profesionales del tatuaje hablar con los colegas, intercambiar ideas y observar diferentes técnicas de trabajo. Y, por supuesto, no perderse la ocasión de tatuarse mutuamente.
Además, las convenciones son el mejor modo para darse a conocer. ¿Qué más decir?
Participar en una convención de tatuajes es seguramente una experiencia fascinante tanto para los espectadores como para los protagonistas, pero se debe subrayar que, además de ser curiosa y excitante, una convención es también, seguramente… ¡extenuante! De todos modos, vale la pena estar allí, especialmente si se quiere conocer un poco mejor el mundo del tatuaje.
Para acabar, un consejo: si es tímido y no le gusta ser objeto de cientos de miradas, no se tatúe en una convención.

Las convenciones de tatuajes

Martes, 2 de diciembre de 2008

En el mundo del tatuaje, como en cualquier otro campo de la experiencia artística, se da mucha importancia a la comparación, al estímulo ofrecido por los estilos de ejecución de los demás artistas.
Por esta razón, hoy en día en todos los países donde el tatuaje ha afirmado su importancia como fuerza expresiva se organizan convenciones de tatuajes, que pueden ser de ámbito local o internacional. ¿Cómo describir una convención? Son diversos los puntos de vista para hablar de estos acontecimientos que se desarrollan generalmente en varios días y que reúnen desde aficionados y amantes de esta expresión artística a tatuadores profesionales, o a simples curiosos, que no quedarán desilusionados. Los tatuados que participan de observadores, quizas con la intención de colorearse un poco más, en primer lugar quedan impresionados por el aspecto pintoresco de la situación, ya que no falta el color, la música, los personajes más extraños y la más absurda confusión.
El tatuaje es el protagonista indiscutible de estos días, pero también existen muchas otras curiosidades: desde las joyas, en apariencia muy elaboradas a los vestidos, muy sucintos, a menudo para exhibir las propias obras de arte, pasando por los puestos que venden arañas y reptiles a los estudios de numerosas revistas que envían a sus mejores fotógrafos para capturar las más bellas imágenes de la kermesse.

La importancia de estar relajados al tatuarse

Martes, 2 de diciembre de 2008

El mejor modo para sentir el mínimo dolor es el de mantener durante la ejecución del tatuaje los músculos muy relajados: por este motivo, es muy importante llegar al día de la sesión perfectamente relajados. Además el estrés personal incide tanto en el dolor como en la facilidad de adherencia del color en la ejecución de un trabajo. Por lo tanto, sería aconsejable evitar tatuarse en períodos de gran nerviosismo. Esto es válido de manera especial para las mujeres en el período menstrual, ya que influye en la sensibilidad y sobre todo en la rigidez de la piel.
Otra precaución es la de no beber nada de alcohol desde la tarde anterior a la sesión: la presencia del alcohol hace que la sangre sea más líquida y esto conlleva que se sangre más abundantemente en la parte que se está tatuando. Dado que la sangre al salir se lleva parte del color que se ha colocado, el tatuador deberá insistir más en la parte a tatuar, con una mayor pérdida de tiempo y más dolor para la persona que se tatúa.

Tatuador que sigue las reglas de higiene

Martes, 2 de diciembre de 2008

Un ejemplo de cobertura posible con un tribal. El viejo tatuaje, un nombre realizado a mano con aguja, ha desaparecido para siempre en el negro del nuevo tatuaje.
No se asuste con las grandes distancias, si os gusta el estilo de un tatuador vale la pena viajar; tampoco se asuste de los precios, casi siempre detrás de cifras muy altas existe una experiencia mucho más grande, una elección de temas mucho más variada, a menudo personalizada, y una garantía de higiene y de profesionalidad. Un tatuador que sigue estrechamente las reglas de higiene tiene que cubrir muchos gastos y ello influye inevitablemente en el precio final.

La ejecución de un tatuaje

Martes, 2 de diciembre de 2008

El último aparatado de la ética del tatuador se refiere a todo lo relativo a las condiciones de este, cuando se prepara para realizar una obra sobre la piel de alguien.
La ejecución de un tatuaje requiere una gran concentración, atención y sensibilidad, por lo que resulta obvio que no se puede trabajar en las condiciones óptimas si se está demasiado cansado, o simplemente, bajo los efectos de las drogas o del alcohol.
Por otra parte, tatuar es un trabajo laborioso que requiere tiempo y paciencia. Un tatuador profesional sabe cuáles son sus límites y no debe pedirle que los intente traspasar. Seguramente pasará la prisa pero el feo tatuaje no.
Todos los aspectos que se han indicado referentes a la ética de esta profesión, no pretenden ser paternalistas con el cliente; simplemente, pretenden aconsejar a la persona que toma la decisión de tatuarse.
En general, un tatuador que se atenga a estas normas que, es importante subrayarlo, han fijado los propios tatuadores, trabaja con responsabilidad y, lo que es más importante aún, tatúa con pasión y con deseo de hacer bien su trabajo, de satisfacer sus exigencias propias de crecimiento artístico y también el gusto del tatuado, dejando en segundo plano lo que es el aspecto económico del trabajo.
Recuerde que la regla fundamental es no tomar una solución precipitada, entregándose a las manos del primer tatuador que encuentre. Un tatuaje mal hecho no se puede tirar, como mucho puede ser cubierto por un buen profesional con otro tatuaje, pero ello comporta un ulterior gasto, un inevitable aumento de dimensión y una restricción a vuestra fantasía, debida a reglas técnicas.
Por lo tanto, para evitar problemas es mejor asegurar una buena elección.

La elección del buen tatuador

Miércoles, 26 de noviembre de 2008

La elección del estudio en el que tatuarse es fundamental, tanto como lo es la del tatuador. A las necesidades de carácter técnico, ya bien definidas, se unen también exigencias de tipo más concretamente emocional y, en consecuencia, muy personales.
La elección del artista debe ser atenta y ponderada, como la más general decisión de tatuarse o no hacerlo, o la del estudio de tatuaje con el que más congeniéis. Los artistas válidos son numerosos y hoy en día están distribuidos por una amplia geografía.
Por lo tanto, sólo le queda iniciar la búsqueda de vuestro artista tatuador preferido.
Una serpiente realizada en estilo tribal.

Los tatuajes de inspiración biomecánica

Miércoles, 26 de noviembre de 2008

La forma de dichos dibujos es preferentemente abstracta. Por ejemplo, a veces se utilizan formas tribales con estas representaciones en su interior.
Se realizan sobre todo en grandes dimensiones y en blanco y negro.

Tatuajes artisticos dragón

Viernes, 21 de noviembre de 2008

Un fiero dragón se mueve sinuoso entre espirales de humo evanescente.

Evanescente, apenas insinuado pero decisivamente incisivo.