Entradas con la etiqueta ‘tatuajes grandes’

Tatuajes de maradona

Miércoles, 1 de septiembre de 2010

Por aquel entonces, trabajaba para El Diablo Tattoo, de Lisboa, a las órdenes de un viejo amigo de esta publicación, Francisco. Desde aquel feliz encuentro me llamó la atención su peculiar estilo, reconocible a distancia, pero capaz de adaptarse a las mas variadas peticiones de sus clientes.

Los mejores tatuajes de Baltimore

Viernes, 16 de julio de 2010

Baltimore, en Maryland, también conocida como Mobtown, Convention City y Ciudad Monumental, es famosa por su marisco, la bahía de Chesapeake, llena de barcos históricos, su universidad John Hopkins, sus cuervos y otras muchas cosas… entre las que se cuenta lo que consideramos arte dérmico de primera, realizado en dos estudios, el “Little Vinnies”, en Finksburg, y el “Westside Tatloos”, a quince minutos de allí.

Tatuajes Religiosos y tatuadores

Jueves, 11 de diciembre de 2008

Siento que ni siquiera he arañado la superficie de esta forma artística, que hay aún mucho más que aprender. Y eso está muy bien, porque estoy en esto de por vida. Me he comprometido, y voy a estar
haciendo esto mientras sea capaz, física y mentalmente, de hacer un buen tatuaje. Pero, si un día dejo de mejorar, ése será el momento de dejar de tatuar.”
Este tatuador afirma que ve el tatuaje como una especie de religión, y a los tatuadores como los chamanes modernos: capaces de cambiar la percepción de la gente acerca de sí misma y de su vida, a través del arte en la piel. “Los tatuajes cambian la vida de la gente. Y ésa es una gran responsabilidad: si haces el tatuaje bien, van a estar mirándoselo cada día, vivirán con él, se lo enseñarán a sus nietos… van a morir con ese tatuaje”, reflexiona el tatuador. “Quiero que cada uno de mis clientes pueda mirarse el tatuaje mañana, dentro de diez años, o de cincuenta, y sentirse a gusto con la imagen, y con la experiencia que tuvo mientras se lo estaban haciendo. La magia está en la imagen y en los recuerdos.

Tatuajes, tatuajes grandes para Scott

Jueves, 11 de diciembre de 2008

Decidió que quería llevar en la piel su propio arte, y dibujó unos diseños muy grandes y elaborados para sus brazos. Entonces se fue hasta “Fine Line Tattoo”, acompañado por su hijita de cuatro años y su esposa preñada de nuevo, y vio que Jon y Rojene estaban increíblemente ocupados, “cansados hasta el agotamiento”, afirma Scott. “Así que, cuando le mostré a Rojene mis dibujos me dijo ‘espera un momento’, y se los llevó a Jon, que estaba tatuando. Jon los miró y me preguntó quién los había dibujado, le contesté que yo, y me ofreció un trabajo al momento.”
Naturalmente, ese trabajo significaba hacer un aprendizaje tradicional, y Scott
alaba sobremanera ese proceso, y la educación que recibió de Jon y Rogene. Eventualmente le ofrecieron una oportunidad de acabar antes su compromiso con el ejército, la aceptó y, unos años más tarde, se trasladó a Washington, en donde abrió su propio estudio. “Allí tengo trabajando a un equipo estupendo: en lo que a mí respecta, son mis colaboradores, no mis empleados”, dice Scott.
“Jason Garza usa como norma técnicas tradicionales de tatuaje, y luego le da a cada obra un ingenioso giro; es un tatua-dor fantástico. Bryan Griffith trabaja sus tatuajes desde un punto de vista más pictórico: rompe las cadenas e incorpora a
sus trabajos ideas de las bellas artes; es maravilloso tenerlo aquí, su trabajo es realmente novedoso y fresco, y amplía mis conceptos de lo que es posible. Y nuestro tatuador más recientemente llegado es John Sabin, que ya lleva tres años trabajando y está desarrollándose muy bien; tiene un estilo new school muy majo, y hace trabajos de influencia tradicional, a los que les da su propio giro.”