Entradas con la etiqueta ‘tatuajes dragones’

Fotos tatuajes dragones

Martes, 13 de octubre de 2009

Fotos tatuajes dragones
Las obras xie-yi utilizan un estilo interpretativo y abstracto con el pincel, que se basa en las sombras de tinta. La técnica pretende expresar la esencia del sujeto, y no los detalles inherentes al realismo. El pincel del xie-yi muestra una calidad más allá de los límites de la reproducción. Simples y gruesos trazos representan una imagen del tema elegido. Con ello se desarrolla una cierta atmósfera mediante lavados de tinta, que crean espacios para la imaginación.

Tatuajes de dragones

Martes, 25 de agosto de 2009

Una de las cosas más importantes que he aprendido aquí es a ser concienzudo. Creo que todos los tatuajes que hacemos aquí están muy bien documentados.
Vengo de una formación en Occidente muy tradicional en lo que a estética se refiere”, añade Dan.

Dibujos de tatuajes

Sábado, 20 de junio de 2009

Mirando el portafolio de un artista, cuando vi a una chica que llevaba tatuados dos revólveres, en vertical, a los lados del cuerpo. Me gustó muchísimo, pero yo los quería en la barriga (las estrellas estaban ahí antes). Estamos a punto de darle color a la otra pistola. Son exactamente iguales, solo que una lleva un corazón en la culata, y la otra una estrella. Se diseñaron para que concordasen con los tatuajes de las muñecas. Y de paso, ahí están el ángel y el demonio en el pecho.

Tatuajes dragones

Miércoles, 27 de mayo de 2009

Llevo mucho tiempo haciendo dragones grandes para tapar tatuajes antiguos, a lo mepr hago diez mangas segu Luego a la semana siguiente me caen cinco retratos. A veces creo que el universo conspira para que tatúe por lote.

La importancia de estar relajados al tatuarse

Martes, 2 de diciembre de 2008

El mejor modo para sentir el mínimo dolor es el de mantener durante la ejecución del tatuaje los músculos muy relajados: por este motivo, es muy importante llegar al día de la sesión perfectamente relajados. Además el estrés personal incide tanto en el dolor como en la facilidad de adherencia del color en la ejecución de un trabajo. Por lo tanto, sería aconsejable evitar tatuarse en períodos de gran nerviosismo. Esto es válido de manera especial para las mujeres en el período menstrual, ya que influye en la sensibilidad y sobre todo en la rigidez de la piel.
Otra precaución es la de no beber nada de alcohol desde la tarde anterior a la sesión: la presencia del alcohol hace que la sangre sea más líquida y esto conlleva que se sangre más abundantemente en la parte que se está tatuando. Dado que la sangre al salir se lleva parte del color que se ha colocado, el tatuador deberá insistir más en la parte a tatuar, con una mayor pérdida de tiempo y más dolor para la persona que se tatúa.

Retratos en tatuajes

Viernes, 21 de noviembre de 2008

Un espléndido retrato, una foto en blanco y negro.

Son retratos de personas reales: cantantes, actores, madres, padres, hijos y esposas, realizados en blanco y negro o en colores, de manera que dan la impresión de ser una fotografía sobre la piel

Tatuajes Blanco y negro

Miércoles, 29 de octubre de 2008

Cualquier tema puede realizarse en blanco y negro, es decir, con un contorno y un difuminado.
Las limitaciones dependen de las dimensiones del dibujo: una aceituna, una mariposa o cualquier otro tatuaje muy pequeño no deja espacio al juego de los difuminados en blanco y negro y, por lo tanto, no es apropiado para ello. Por esta razón, los temas más típicos realizados en blanco y negro suelen ser muy grandes y se inspiran en ilustraciones fantásticas, como dragones y guerreros bárbaros, o bien en la iconografía como las calaveras y los demonios, que se llevan bien con el acabado dark del blanco y negro.

Tatuadores modernos

Miércoles, 8 de octubre de 2008

La primera máquina eléctrica (1891) para hacer tatuajes, realizada por Samuel O’Reilly.

En 1891, el tatuador norteamericano Samuel O’Reily revolucionó la técnica del tatuaje patentando la primera máquina eléctrica, estudiada para perfeccionar la ejecución de este arte. Antes de aquel momento, los tatuajes se realizaban a mano e incluso el propio O’Reilly había practicado de ese modo.
Pero la necesidad de una precisión cada vez mayor y el deseo de realizar obras cada vez más complejas, lo empujaron a elaborar un instrumento que había sido patentado en 1876 por Thomas A. Edison, estudiado para agujerear las hojas de papel que se utilizaban después como mascarillas para la imprenta. Posteriormente, Charlie Wagner mejoró la técnica del tatuaje empleando la máquina eléctrica, cuya utilización había aprendido del propio O’Reily.
Pero, la definición de los tatuadores modernos se identifica con aquellos artistas que trabajaron a partir de los primeros años de la década de los sesenta. Hoy en día, es famoso en el mundo del tatuaje el nombre de Sailor Jerry Collins (1911-1973). Nacido en California, tuvo una gran experiencia desde los años treinta en adelante como marino en navios mercantes que navegaban hacia Honolulú.
Al practicar el tatuaje a principio de los años sesenta, empezó a concebir y a perfeccionar un estilo muy personal que todavía se puede admirar gracias a la metódica documentación fotográfica que él mismo llevó a cabo.

El tatuaje en la era cristiana

Miércoles, 8 de octubre de 2008

En los tiempos de las persecuciones de las primeras comunidades cristianas por parte de los romanos, parece cierto hoy en día que muchos de los fieles solían tatuarse símbolos religiosos, especialmente como muestra de reconocimiento dentro de la propia comunidad. Acabado el período de las persecuciones, esta práctica desapareció, convirtiéndose en un acto de fe hasta que en el año 787 Adriano I prohibió su uso. Sin embargo, una parte de los fieles pertenecientes a la iglesia de Oriente, en particular a las iglesias coptas, siguió tatuándose. Se sabe que algunas personas, principalmente marineros, al regresar de las peregrinaciones a Tierra Santa, traían tatuajes que simbolizaban su viaje y su devoción.
En Europa la costumbre de tatuarse desaparece, aunque probablemente no por completo, hasta el siglo xviii, período en el que se realizaron las grandes exploraciones geográficas.