Entradas con la etiqueta ‘tatoos’

Reviviendo una tradición en el Tatuaje

Jueves, 18 de diciembre de 2008

Hanunoo es un hombre con Lina misión: desea devolverle a su pueblo todos los tesoros que lia perdido. Y planea hacerlo a través de la fuerza de los tatuajes.
Amang es uno de los miembros fundadores de la tribu tatak ng apat na alón, que trata de evitar lo que ellos ven como el lento suicidio cultural del pueblo filipino. El nombre de su tribu significa “La Marca de las Cuatro Olas”, en referencia a las sucesivas oleadas de emigrantes que. a lo largo de los tiempos, llegaron a las Islas Filipinas. Mucho fue lo que esos inmigrantes contribuyeron a la actual cultura filipina, pero también es cierto que contribuyeron a que casi se perdiese el arte, los conocimientos y la espiritualidad de los primitivos habitantes de las casi 7.000 islas que componen el archipiélago.
Puede que a algunos les pueda parecer rara la idea ele restaurar toda una cultura a base de revivir sus tradiciones en tatuaje; pero dado que los diseños del arte en la piel son tina especie de resúmenes de las ideas que una cultura tiene sobre sí misma, sus dioses, sus creencias y su modo de estar en el mundo, por ello, la pérdida de las tradiciones del tatuaje puede suponer la pérdida de unos conocimientos que a esa gente le ha costado siglos desarrollar, “El revivir la cultura tradicional filipina es algo que siempre ha ocupado un lugar prioritario en mi mente y en mi alma”, dice Amang. “Hay muchos filipinos, dispersos por todo el mundo, que no tienen ni el mínimo sentido de su verdadera identidad. A través del acto físico de revivir los tatuajes tradicionales de las Filipinas, también espero devolverle a mi pueblo su orgullo, poder, conocimientos y vida propia.”

Convención de tatuajes y su importancia

Martes, 2 de diciembre de 2008

Naturalmente, todo esto no es más que la punta del iceberg de algo mucho más importante. Una convención reúne en un solo momento y en un solo lugar a los mejores y más famosos artistas del tatuaje. Por lo tanto, ¿qué mejor ocasión para poder conseguir un bello trabajo en blanco y negro de Paul Booth sin tener que ir a América? ¿O para experimentar la emoción de ser tatuado por la mano de Horyoshi III sin tener que volar hasta Japón? No obstante, en ocasiones como esta, no debemos olvidar el sentido común: aunque un tatuador tiene un puesto y tatúa durante la convención, eso no quiere decir que sea un profesional. Observe primero las fotos de sus trabajos y su técnica de tatuaje (en realidad esa es la razón de la convención y de la visita), poniendo mucha atención en las condiciones higiénicas. Además, ya sabe que la prisa es una mala consejera, sobre todo en esta profesión; si después de todo piensa que se trata de un artista que le conviene, y que es precisamente el momento adecuado, entonces adelante. En definitiva, para los amantes de nuestro arte las convenciones representan la posibilidad de conocer los grandes estilos y los grandes ejecutores, aumentando de este modo el espíritu crítico y, ¿por qué no?, también el deseo de decorarse. En las convenciones no falta buena
parte de exhibicionismo y de gratificación, tanto por el hecho de participar en los concursos-desfiles que premian en tatuaje más bello, como por el hecho de mostrarse y de sentirse parte de un mundo tan variado y coloreado