Entradas con la etiqueta ‘pircing’

Adornos demasiados en el cuerpo tatuado

Lunes, 23 de marzo de 2009

“Llevo demasiados diseños como para describirlos todos”, dice Steve Truitt, de Albuquerque, Nuevo México. Es el tipo de cosas que me gusta oír. Steve comenzó muy pronto, el primero se lo hizo con trece años. Por ello, gran parte de sus trabajos “más viejos y estúpidos” han sido retapados en su totalidad.
“Los tatuajes me atrajeron desde siempre. Uno de mis primos mayores llevaba unos cuantos cuando yo era niño. Me gustaba mucho su aspecto, y pensé que yo también me los haría cuando tuviese oportunidad.”
A Steve le gusta trabajar con artistas diversos, dependiendo de lo que esté buscando. Jason Willis, de “Tinta Cantina”, Albuquerque, le hizo la manga biomecánica del brazo derecho, la pieza en la parte trasera del cuello, las llamas alrededor de la muñeca, la “Lujuria” de la mano derecha, y los diseños en la garganta.
Nick Wagner, de “Inksmith & Rogers” (Jacksonville), se hizo cargo de la cabeza de macho cabrío en el pecho y el lateral de las costillas. Mike Bergfalk, de “Two Kats Tats” (Phoenix) comenzó el lado derecho del costado, y Leo Gonzales, de “Ten In One”, también en Albuquerque, lo finalizó.

La marginacion de la sociedad hacia los Pircing

Martes, 3 de marzo de 2009

Por fortuna, a partir de la segunda mitad de los años 90, con la introducción del piercing en el círculo de la moda y en el mundo de los actores de televisión, el preconcepto se enfrío un poco, pero, hasta hoy, existe la idea de “marginalidad” agregada al hábito. ¡Una estupidez! Para dejar bien clara nuestra posición de repugnancia en relación a esa mentalidad tacaña que aún prevalece en la tan aclamada diversidad cultural del mundo, resolvimos publicar este ensayo fotográfico con una de las figuras más “marcantes” en las calles de Brasil. Se trata de Cícera Roseane, 19 años, que desde siempre quiso ser diferente a las personas que la rodean y enfrenta con mucha tranquilidad las miradas desdeñosas. Después de todo, si usted se incomoda cuando camina por la calle y las personas comentan y se asombran con su piercing, imagine lo que acontece en el día a día de Cícera, que en la actualidad tiene 34 piercings en su cuerpo, de los cuales 30 están en el rostro. Eso sin hablar de su indumentaria, típicamente de muñeca, los accesorios, adornos, peinados, y su colorido maquillaje. Para aquellos que la miran cuando la ven pasar o que tuercen la nariz cuando la ven, la respuesta es muy sencilla: la única preocupación de Cícera radica en la construcción de un mundo mejor, en todos los sentidos. Educadora de niños, estudia dos carreras, Filosofía y Biología, y ademas es investigadora del proyecto Tamar, cuya labor es la de proteger a las tortugas marinas, lo que la lleva a dividir siempre su tiempo entre la vida de la ciudad, y la arena de las playas.

El Body Piercing en el siglo XX

Lunes, 2 de marzo de 2009

El hábito de perforar el cuerpo para fijar adornos hace parte de la historia de la humanidad desde nuestros orígenes, ya sea como identificador de status social, por aspectos religiosos o, incluso, como instrumento sexual.
Teniendo como base los primeros vestigios relacionados con los pueblos tribales primitivos, la perforación corporal siguió con el transcurso de los siglos hasta la época de los grandes descubrimientos, cuando navegantes y aventureros usaban adornos en sus cuerpos, principalmente en las orejas. Con la llegada del siglo XX, la práctica dejo de ser usual, apenas se mantuvo la costumbre de hacer agujeros pequeños en las orejas de las niñas para ponerles pendientes y argollas. Situación que perduró hasta la década de 1990, cuando la perforación corporal tomó un nuevo aliento en todo el mundo, siendo incorporada al cotidiano de las sociedades con el término en inglés “Body Piercing” -o simplemente, piercing.
Pero no todo son flores en este reino. Infortunadamente, ese gran lapso de tiempo, hizo que la práctica, que aunque cada vez más entraba en boga entre los jóvenes, pasara a ser encarada de forma negativa por la mayoría de las personas.