Entradas con la etiqueta ‘el tatuaje’

El tatuaje en la antigua China

Martes, 13 de julio de 2010

“En la antigua China, el tatuaje de Yue Fei incitó a muchos soldados a luchar por su patria. He conocido a mucha gente que, al tatuarse, tiene un recuerdo constante de su ambición. Así que luchan por conseguir sus metas. Los cuatro pictogramas en I; espalda de Yue Fei son muy conocido! entre la gente de hoy, por lo que la tradición tiene aún mucha influencia en nuestra sociedad.”

El tatuaje una verdadera obra de arte

Domingo, 19 de abril de 2009

Lo que viene a continuación es un “remix” del Love Storyóe Andy Williams tan penoso, que hasta me da vergüenza continuar. Diablos, tampoco soy tan malo. No tengo otro remedio, puesto que he sido incapaz de contactar con la señorita Betsy. Si conoces la canción, silba. De lo contrario, te vas a mirar la tele un rato, a tragar telebasura.
De acuerdo con la señorita Betsy, se hizo su primer tatuaje a la tierna edad de dieciocho primaveras. “Me encantaba la idea del tatuaje, y de convertirme en una obra de arte.” Tim Painter fue el afortunado mortal que puso por primera vez la aguja sobre su lienzo virgen. “Me hizo un pequeño tribal en el vientre, pues siempre me gustó el arte céltico y tribal”, nos dejó escrito Betsy.
Los planes de futuro para esta beldad de veintiún años incluyen agrandar el tatuaje del vientre y extenderlo sobre sus caderas, y Tom se encargará de ello… La verdad es que me cuesta creer que estemos hablando de tatuajes, ya que tipos como Andy o yo somos gente que jamás hablaríamos de cosas como ésta en una revista, y mucho menos en presencia de mujeres. De hecho, ¿quién necesitaba mujeres en aquellos tiempos? Si eras capaz de enseñarle a tu mascota a cocinar, a recortar el césped y alguna cosa más, ya eras más que feliz

Primera reunion de Tatuaje en Sanabria

Jueves, 18 de diciembre de 2008

Os imagináis un paraje idílico?: verdes prados y bosques, ríos de agua cristalina fluyendo hacia un lago de serena y calmada amplitud, un entorno paradisíaco, que ve rotar su calma un fin de semana al año por el rugido ensordecedor de potentes máquinas de dos ruedas que acuden a la llamada de la Concentración Motorista Lago de Sanabria.
Pero no sólo rugían las motos, también se escuchaba allí otro rugido más agudo: el de las máquinas de tatuar, que dejaban impreso, en la piel de todo el que se acercaba por allí, un rastro de tinta hecha arte sobre el cuerpo.
El tatuaje entró en contacto con la naturaleza y el resultado fue asombroso: seis estudios, llegados de toda la geografía española, divulgando nuestro arte en un ambiente de camaradería y buen rollo, hicieron posible esa Primera Reunión de tatuaje Lago de Sanabria.
La idea, nada ambiciosa sino más bien modesta en sus comienzos y con vistas a crecer y evolucionar positivamente en años venideros, surge de la ausencia, y viene a llenar el vacío, de reuniones que divulguen nuestro trabajo y forma de vida en el noroeste español; en este ambiente cordial discurrió el evento durante los días 9, 10 y 11 de julio.

El Tatuaje es un Arte y no la busqueda de dinero

Jueves, 11 de diciembre de 2008

“Los artistas del tatuaje han de dejar de actuar como si hubiesen sido criados por una manada de lobos. Es importante el mostrar el respeto adecuado por la gente que le enseñó a uno la profesión y por los tatuadores que nos precedieron”. “Muchos tatuadores no reconocen a la gente que les enseñó y ayudó, ni reconocen que estén en este negocio sólo por la gracia de Dios y por la bondad de la gente que se tomó el tiempo de tenerles como aprendices y ayudarles a ponerse en marcha.
“En otro tiempo, en esta profesión se esperaba que se mostrase ese respeto, incluso se exigía, y me molesta mucho el ver desaparecer esa ética de la vieja escuela. El respeto es algo importante. No somos niños salvajes salidos de la jungla, Somos parte de una forma artística con una larga y honorable historia.”
Variaos tatuadores señalan que el tatuaje es la única forma artística que aún sigue en contacto
con sus raíces tradicionales, y que tiene una historia viva, dentro de la cual siguen trabajando, día a día, los que la practican. No hace demasiado se esperaba que cada artista o artesano pasase años como aprendiz de su maestro, aprendiendo las técnicas de su forma artística, a base de observar y practicar.
“Ahora, el aprendizaje prácticamente ha desaparecido en muchas de las formas artísticas: la gente va a escuelas a estudiar el arte, lo que está muy bien. Pero uno también ha de trabajar dentro de la profesión, porque uno puede tener unos grandes conocimientos teóricos del tatuaje, puede saberse la historia del arte de cabo a rabo, y ser un genio con las pinturas al óleo y los colores pastel y, aún así, no tener ni idea de cómo hacer un tatuaje real. Para eso se necesita la práctica, y el haber aprendido de alguien que sí sepa lo que se hace.”