Archivo de la categoría ‘General’

Hacer tatuajes

Viernes, 26 de marzo de 2010

Junto a la orilla del río Ohio, Big Daddy disfruta haciendo lo que más le gusta que es hacer tatuajes con gente que realmente aprecia sus habilidades.

La integración con el cuerpo

Miércoles, 8 de octubre de 2008

En este punto entramos en el terreno de consideraciones de carácter estético. El tatuaje es una decoración que debería mejorar y resaltar el cuerpo, por lo que, en la elección de un tema siempre es aconsejable tener en cuenta aquella parte del cuerpo en la que se va a colocar. Esto es de especial interés en el cuerpo femenino: sobre los tobillos es mejor escoger temas de forma alargada y delgada que estilicen las piernas; para el seno, los temas adecuados son los que siguen perfectamente la anatomía, para no romper la armonía; y de igual modo en las otras partes del cuerpo. En definitiva, intente siempre conciliar su gusto personal con el sentido estético, de esta manera obtendrá el mejor resultado.

Un bonito tribal embellecido por una estilizada flor. Este vuelo de pequeñas y coloreadas mariposas está perfectamente integrado en la zona del cuerpo en la que se encuentra. De hecho, las formas flexibles y alargadas del dibujo estilizan la pierna y la hacen más elegante.

Los viajes al otro lado del océano

Miércoles, 8 de octubre de 2008

Es el momento en que Europa se abre al descubrimiento y a la exploración de tierras lejanas, de pueblos desconocidos y misteriosos, por lo tanto, inevitablemente, al enfrentamiento con civilizaciones y culturas diferentes. Los viajes y las expediciones fueron abundantes y en igual medida que las influencias culturales traídas a Europa por las tripulaciones que en ellas participaron.

Asimismo, también empezaron a llegar al viejo continente expresiones tangibles de los misterios de ultramar y, de este modo, hicieron aparición en Europa algunos príncipes de las poblaciones de las nuevas tierras: el más famoso fue el príncipe tahitiano Omai. Estos personajes estaban tatuados y suscitaron una auténtica conmoción en la sociedad europea, hasta el punto de convertirse en verdaderos fenómenos sociales en las cortes y salones de la nobleza. Cuando en 1760 el capitán Cook llegó a Tahití con su navio Endeavour, los oficiales y la tripulación quedaron profunda y agradablemente impresionados por la felicidad de la población de la isla, próspera y en absoluto violenta, hasta el punto que, al regresar hablaron de ella como de la isla «Utopía», exhortando un acercamiento del frenético estilo de vida europeo al más relajado de la comunidad tahitiana. Los indígenas con los que aquellos habían entrado en contacto, y que tanto les habían impresionado, estaban abundantemente tatuados al estilo tribal tahitiano, de manera que bastantes marineros e incluso muchos oficiales se hicieron tatuar, como si quisieran llevarse a casa un poco de aquella armonía.
Lo mismo sucedió con otras tripulaciones y el tatuaje se ganó en la cultura europea un nombre que evocaba aquel mundo de ensueño representado por la isla de Tahití. De hecho, en tahitiano el tatuaje se llamaba tau-tau, sonido ono-matopéyico que imitaba a la perfección el sonido de los pequeños martillos que se empleaban como instrumento para tatuarse los habitantes de aquella comunidad. Es muy importante subrayar que, contrariamente a los prejuicios y a la desconfianza que se extenderán a continuación por Europa con motivo de esta práctica, considerada «de salvajes», el tatuaje, asociado a la isla de Tahití, fue bien aceptado en un primer momento como símbolo del acercamiento entre dos grandes culturas.

Tatuajes color

Miércoles, 8 de octubre de 2008

Es importante conocer el motivo que lleva a una persona a tatuarse, si lo hace para «ponerse» una obra de arte o si lo hace sólo por seguir una corriente de moda.
Además, un verdadero artista no puede expresarse sólo con el tatuaje. De todos modos, quien es capaz de distinguir lo que obedece a los cánones de la estética, ya sabe a quien acudir. Se debe reconocer al artista por sus obras, por su estilo, por su creatividad, por todo aquello que él puede expresar sobre un papel y, por lo tanto, sobre la piel con la misma maestría.

Arte es crear belleza. Alrededor del mundo del tatuaje gira la creación de los dibujos y de los temas que después se van a tatuar: esto, en muchas ocasiones, significa crear belleza. La fantasía y el capricho de los dibujantes y de los propios tatuadores, unido a las demandas de las personas que se dirigen a ellos, llevan al nacimiento de los temas más extraños, o bien de dibujos clásicos de estilos simpáticos y caprichosos. Este es el caso de este duendecillo que, gracias también a las dimensiones no excesivamente pequeñas, se presta como tema de tatuaje, permitiendo un buen trabajo en los colores y los difuminados.