Archivo de la categoría ‘Deformaciones’

Las posibles deformaciones de un tatuaje con el tiempo

Miércoles, 8 de octubre de 2008

El tribal es el tema más adecuado, si tiene miedo de que con el tiempo su constitución sufra grandes variaciones que provoquen una deformación.

El cuerpo humano está sujeto a cambios con el paso del tiempo: envejecimiento, engorde o adelgazamiento, aumento o disminución del tono muscular, etc.
Por esta razón, es preferible evitar tatuarse las partes del cuerpo con más «riesgo» (el vientre, los glúteos, las caderas y el seno), porque con los años el tatuaje podría deformarse. En el caso de que desee tatuarse precisamente en estas zonas, es aconsejable que renuncie a dibujos descriptivos o simétricos, escogiendo en su lugar algún tribal o algún dibujo de tema abstracto, cuya deformación a lo largo del tiempo* será mucho menos perceptible. Por otra parte, por lo que respecta a la posibilidad de variaciones anatómicas, como el cambio del tono muscular, aconsejamos prudencia. Si usted piensa emprender una actividad que comporte un considerable desarrollo físico, no se precipite. Encargue su tatuaje cuando haya alcanzado la condición física que deseaba. En cualquier caso, se debe tener en cuenta que los músculos tienden a la relajación, incluso los músculos bien desarrollados. Por ello, una vez haya cesado la actividad física, es mejor evitar los dibujos que, aunque con leves deformaciones, pudieran llegar a estropearse, por ejemplo los rostros frontales o las estructuras arquitectónicas con líneas paralelas o verticales.