Tatuando mi primer Tatuaje

Mi primer tatuaje fue una versión a lo vieja escuela del Pájaro Carpintero: uno con cara de loco, dientes y fumando un porro. Se lo regalé a un amigo que me había conseguido una máquina de tatuar, pero antes de hacérselo, probé la máquina en mí mismo, haciendo un pequeño tatuaje tribal en mi pierna. Poco después, me pasé al color, y empecé a tatuarles a mis amigos cosas como pequeñas rosas. La gente llamaba a mi puerta, pidiéndome tatuajes. Está basado en una idea suya: el infierno congelado, por esa frase que dice “…cuando se congele el Infierno”. Muestra una escena en una caverna en donde un grupo de diablos está mirando a un agujero en el techo por el que sopla un viento frío que les hace tiritar. Y hay un montón de cerdos volando… es por esa otra frase inglesa que dice “…cuando los cerdos vuelen”. Y también hay una mujer gorda cantando, por otra frase que dice: “La cosa no está acabada… hasta que canta la gorda”.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario