La importancia de estar relajados al tatuarse

El mejor modo para sentir el mínimo dolor es el de mantener durante la ejecución del tatuaje los músculos muy relajados: por este motivo, es muy importante llegar al día de la sesión perfectamente relajados. Además el estrés personal incide tanto en el dolor como en la facilidad de adherencia del color en la ejecución de un trabajo. Por lo tanto, sería aconsejable evitar tatuarse en períodos de gran nerviosismo. Esto es válido de manera especial para las mujeres en el período menstrual, ya que influye en la sensibilidad y sobre todo en la rigidez de la piel.
Otra precaución es la de no beber nada de alcohol desde la tarde anterior a la sesión: la presencia del alcohol hace que la sangre sea más líquida y esto conlleva que se sangre más abundantemente en la parte que se está tatuando. Dado que la sangre al salir se lleva parte del color que se ha colocado, el tatuador deberá insistir más en la parte a tatuar, con una mayor pérdida de tiempo y más dolor para la persona que se tatúa.

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario