Los colores

Los colores para tatuaje no son cubrientes, y el modo más seguro de cubrir un tatuaje ya existente es el de utilizar el color negro, el único que vence a todos los demás. Esto comporta una restricción en la elección del nuevo dibujo. La primera pregunta que se nos ocurre es: ¿qué sucede si, queriendo ignorar cuanto se ha dicho hasta ahora, se cubre un trabajo viejo con uno nuevo en colores?
En un primer momento, el resultado podría incluso ser positivo, pero, desgraciadamente, con el paso del tiempo, aparecerían bajo los colores del nuevo tatuaje las líneas del viejo, las cuales, confundiéndose con el nuevo contorno, harían del conjunto un gran pastiche. ¿Cuáles son, pues, las posibles soluciones? He aquí algunos ejemplos.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario